The need for nature 

Why is it so difficult 

In today’s society 

To just feel the cult 

And forget the prophesy. 

The one that tell us 

That we are trapped 

In the hands of time 

And wasting our life. 

Why is it 

That the only thing I want 

Is so simple 

Therefore there is mystery. 

Your soul I’m missing 

Your arms so strong for that body, 

Your eyes so beautiful for that oddly 

Face you like to wear. 

Could real love be crashed by this World ?

Could time tear appart everything we fought for? 

Could you feel the words I write inside you? 

The ones I never mentioned before meeting you?

I am losing my mind 

As happiness is trying to grow 

And it gets pulled out by this World, 

That seems so uncertain

And constantly unpleasant 

Compared to the poetry I forge. 

So when you see me next time 

Don’t fool me or ask me 

About the legendary advent 

That never made me its way to me 

Between all this petrified scent 

That comes out of my mouth. 

How can I know that I’m right 

If I can’t contemplate it from far, 

Away from this sad sad faces 

Melting into Nature laces, 

Fighting the forgiveness 

Away with my loneliness. 

Advertisements

Ver esos labios…

A la chica del metro

Ver esos labios tan rojos

Y tan suaves

Que combaten el otoño

Como un dúo de sables

Que se abren camino

Sin meta y sin rumbo

Pero hasta el final focejean

Para volver a brotar en primavera

 

Provocan en mi

Un antiguo deseo

Que creía extinguido

Y ver tus hermosos ojos

Tan claros y puros como la natura

Abre en mi el cerrojo

El que había cerrado mi locura

Tras tantos años de soledad

Y de por las noches llorar

El triste latido

En nada se ve reducido

 

Provocan en mi

Un antiguo deseo

Que creía extinguido

 

Y esa melena

De esperanza llena

Como las castañas negra

Que me llama

Y me nombra

Pero sin palabras

Y yo dudo

De mi y del mundo

 

Provoca en mi

Un antiguo deseo

Que creía extinguido

 

Esas piernas tuyas

Que con cuidado

Doblas sin dudas

Para causar en mi yo

Tan descuidado

Una alegría loca

 

Provocan en mi

Un antiguo deseo

Que creía extinguido

 

Y ese deseo, querida

Desconocida

Es lo que los dioses

O tal vez el hombre

Quiso llamar amor

Deseo o pasión

Para ver al hombre

Desquiciarse

Y ver un sentido

En este mundo sin rumbo

https://i1.wp.com/wtfru.fr/wp-content/uploads/2013/03/portrait-poetry-by-jamie-poole-6-600x600.jpg

(http://wtfru.fr/wp-content/uploads/2013/03/portrait-poetry-by-jamie-poole-6-600×600.jpg)

La lluvia

Podría quedarme así durante horas. Viendo la lluvia caer sobre los altos rascacielos del París moderno. Del mismo modo que lo hace ante los edificios más pequeños. La lluvia azota a todos por igual, sin hacer distinción de cuán grande el proyecto de construcción haya sido o de cuán importante es la gente que visita el lugar. La lluvia suele estar relacionada con los malos momentos de nuestras vidas – gracias Hollywood – pero esto no es del todo cierto. La lluvia es algo muy puro, por la tanto natural. Es una de las cosas más bellas que se puede presenciar. Ha llevado a la catástrofe en más de una vez – lamentablemente no siempre es una catástrofe para todo el mundo, hay muchos que se ven muy beneficiados por éstas – pero también es de gran ayuda para que podamos vivir el día a día. Sin lluvia la vida sería más complicada. Es más, sin lluvia no habría vida.

Algo que me gusta de la lluvia es el ya mencionado punto, azota a todos por igual. No hace la clásicas distinciones que hacemos los humanos. Para ella no hay diferencia de clases, color, cultura o ideología. Todo el mundo es igual. Deberíamos aprender un poco de esta actitud. Es una locura pensar que la lluvia, un fenómeno atmosférico sin presencia de los que nosotros los humanos nos gusta llamar razón para diferenciarnos de los animales y otros seres, es mucho más humana en ese sentido que nosotros mismos. El mundo es maravilloso, está lleno de seres extraordinarios que nos sorprenden día a día, por desgracia está habitada por un depredador sin piedad que aniquila las otras especies y hasta se revela acabando con la suya propia: el ser humano.

(http://farm6.staticflickr.com/5514/9064313735_aec4d2383f_z.jpg)

Poesía

 Hoy he escuchado algo que me ha dejado estupefacto. No podría citar textualmente pero era algo de este estilo: “La poesía está muerta. Ya no la leemos, ni la escribimos, ni la escuchamos. A la gente no le gusta como antes, hemos evolucionado. Sólo la tenemos que estudiar en clase de literatura y es un coñazo.”

 

Vale, no sé por dónde empezar, todo en esta frase es falso, absolutamente todo. La poesía no está muerta y, simplemente, no puedes decir que lo esté. Como dijo un gran poeta del posromanticismo: Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía. […] Mientras exista una mujer hermosa, ¡habrá poesía!

La poesía no son un par de versos, no es un poeta o un lector. La poesía es un paisaje, una sensación, un sentimiento. Puedes encontrar poesía allá por donde vayas, en la alegre mirada de una joven enamorada, en los granos de arena de una triste y solitaria playa, en los golpes de la corriente contra un viejo puente que resiste tras tantos años los fuertes cambios…la poesía está en todas partes, sólo has de mirarla.

 

Poetas como antes parecen haber desaparecido pero sigue habiendo gente que escribe, y también hay muchos músicos – hablo de verdaderos músicos no las patrañas que se escucha en la radio o en televisión – que han pensado en poner algo de poesía en sus canciones. La música también es en cierto modo poesía, hay muchos tipos, pero consigue darte esa sensación tan especial que tiene la lírica. Hay músicos que en sí mismos son poetas. Y esto ayuda a que la poesía siga muy presente entre la muchedumbre.

La función del poeta es aspirar a proyectar dicho paisaje, sensación o sentimiento con palabras. Mas qué es la poesía sino un vago e inútil esfuerzo por representar con palabras lo irrepresentable. Hay veces que simplemente las palabras no alcanzan, hay cosas que son demasiado perfectas – o también imperfectas – como para describirlas con simples palabras. Allí está la gracia de este arte, ahí está el trabajo del poeta. Hace ya unos meses, un profesor de lenguas me pedía definir la poesía, la pregunta en sí era: ¿Qué es la poesía? Por supuesto el esperaba que los alumnos respondan con un simple: es un arte melódico en el que se expresan los sentimientos del autor mediante rimas y versos. Pero yo me veía incapaz de responder algo tan simple, porque la poesía no es tan simple, la poesía es muy complicada, por eso es tan hermosa. No quiero usar el termino perfecta porque lo considero algo irreal y que tiende a causar confusión. La perfección en sí no existe, o más bien, depende de cada ser. Tu puedes creer que cierta cosa es perfecta, y puede que lo sea para ti pero a lo mejor no para otro. La perfección del ser humano se halla en sus imperfecciones.

 

Volviendo al tema original, esta chica estaba muy equivocada y no se dio cuenta del terrible error que ha cometido, y probablemente no lo haga nunca. Esto se debe a que nunca le han mostrado las maravillas de la poesía. Siempre he creído que uno no halla el amor a la poesía hasta que no encuentra lo que llamaremos El Poema. El Poema es ese primer poema con el que te sientes identificado, como en algunos casos nos ocurre con las canciones. El Poema es diferente para todos pero causa el mismo efecto y crea un sentimiento de interés hacía el maravilloso mundo poético. Tras esto, sólo hay que ir probando y buscando hasta que encontremos el tipo de poesía que más nos guste. La poesía, al ser un sentimiento, puede ser triste, feliz, ambigua, complicada, estructurada o no, la poesía no tiene límites, es el poeta quien los pone.