Prensa

Fíjense lo sencillo que es manipular a la gente. Hoy, viernes 30 de agosto Estados Unidos está a punto de declarar la guerra a otro país islámico, guerra en la que Francia ya ha confirmado su presencia, la planta de Fukushima está sufriendo fugas de agua radiactivas, la ex-novia de Kim Jong-un ha sido fusilada junto a 11 personas más y de lo único que se habla es de si Gareth Bale llegará o no a jugar en el Real Madrid. Y del escándalo de Miley Cyrus, claro.

Y os preguntaréis, ¿esto de quién es culpa? ¿de la gente? ¿de la prensa? Pues de ambos, la verdad. De la gente por no querer informarse ( hay incluso quienes llaman ver el telediario informarse) y, por supuesto, también de la prensa. No paro de leer noticias sobre la suplencia de Iker Casillas, de los 100 millones de euros que pagaría el Madrid por el jugador galés ( ¿100 millones por un jugador de fútbol? ¿en qué nos hemos convertido?) o sobre el horrible espectáculo que protagonizó la estadounidense en una entrega de premios (por cierto que a Till y Flake del grupo de Heavy Metal Rammstein por hacer algo parecido pero ante menos gente, recordar que lo de Cyrus fue emitido en directo en los televisores de todo Estados Unidos, fueron arrestados y multados). Todas estas noticias, eclipsan a las masas de ver y centrarse en lo que de verdad está pasando. Esto le viene fenomenal a, como no, los gobiernos – principalmente el estadounidense (no usaré el término “americano” ya que un americano no es alguien que vive en Estados Unidos, sino en todo América).

Esto lleva sucediendo desde hace muchos años, demasiados. Y sólo hay un modo de cambiarlo, y es cambiando nosotros. Dejar de ser tan conformistas y dejar esa idea de: yo solo no puedo hacer nada. Porque no es cierto. Uno a uno se puede lograr mucho, recordad que los gobernantes sin el pueblo no son nada. Miradlo como si se tratase de una pirámide, nosotros estamos abajo del todo, somos la base, y ello en lo más alto, la punta. Pero una pirámide no se puede mantener sin su base, sin el pueblo en este caso. Hoy día, nuestras opciones para alejarnos y que caigan los malos gobiernos son pocas. Hay pocas acciones que podemos tomar para llevar esto a cabo. El mayor poder que tiene la población actualmente es el de no comprar. No comprar esos productos que fomentan la mano de obra barata, la destrucción de tierras naturales, la explotación, la dictadura. Es el poder que nos queda, al menos por ahora. Pero parece que no nos damos cuenta.

capitalismo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s