El amor

‘Entonces dijo Almitra: Háblanos del Amor

Y él alzó la cabeza y miró a la multitud, y un silenció cayó sobre todos,
y con fuerte voz respondió:

Cuando el amor os llame, seguidle,
aunque sus caminos sean duros y escarpados.
Y cuando sus alas os envuelvan, doblegaos a él,
aunque la espada oculta entre sus plumas pueda heriros.

Y cuando os hable, creed en él,
aunque su voz pueda desbaratar vuestros sueños así
como el viento del norte convierte al jardín en hojarasca.

Porque así como el amor os corona, os crucifica.
Así como os hace crecer, también os poda.
Así como se eleva hasta vuestras copas y acaricia
vuestras más frágiles ramas que tiemblan al sol, también
penetrará hasta vuestras raíces y las sacudirá de su arraigo a la tierra.

Como espigas de trigo,os cosecha.
Os apalea para desnudaros.
Os trilla para libraros de vuestra paja.
Os muele hasta dejaros blancos.
Os amasa hasta que seáis ágiles,

y luego os entrega a su fuego sagrado, y os transforma
en pan sagrado para el festín de Dios.

Todas estas cosas hará el amor por vosotros para que
podáis conocer los secretos de vuestro corazón, y con
este conocimiento os convirtáis en un fragmento del corazón de la Vida.

Pero si en vuestro temor sólo buscáis la paz del amor,
el placer del amor,
las mieles del amor,
entonces más vale que cubráis vuestra desnudez y
os aparteis de la senda del amor,

Para que entréis en el mundo sin estaciones, donde
reiréis, pero no todas vuestras risas, y lloraréis,
pero no todas vuestras lágrimas.

El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo.
El amor no posee, y no quiere ser poseído.
Porque al amor le basta con el amor.

Cuando améis no debéis decir “Dios está en mi corazón”,
sino más bien “estoy en el corazón de Dios”.
Y no penséis que podéis dirigir el curso del amor,
porque el amor, si os halla dignos, dirigirá él vuestros corazones.

El amor no tiene más deseo que el de alcanzar su plenitud.
Pero si amáis y habéis de tener deseos, que sean estos:
De diluiros en el amor y ser como un arroyo que
canta su melodía a la noche.
De conocer el dolor de sentir demasiada ternura.
De ser herido por la comprensión que se tiene del amor.
De sangrar de buena gana y alegremente.
De despertarse al alba con un corazón alado y dar
gracias por otra jornada de amor;
De descansar al mediodía y meditar sobre el éxtasis
del amor;
De volver a casa al crepúsculo con gratitud,
Y luego dormirse con una plegaria en el corazón par
el bien amado, y con un canto de alabanza en los labios.’

by Kahlil Gibran

71877443_1497436093731432_9191996377339527168_o

Mother

My mother never read to me.
She was too busy working 3 time-part jobs
to keep her 3 full-time kids
from eating each others toes.

My mother came home at 2 am
some would presume she wasn’t ‘there’
I would say she never left.

My mother left alone
with the weight of three stones,
she went so far away
she never guessed what she’d felt.

My mother flied from south to north
east to west creating every note
of the breathing song
that made me feel at home.

My mother made homes
out of tiny pieces of coal
she traveled the world
without any doubt on the surface.

My mother isn’t the greatest
because that would be contemptuous
she is a genius
of living tests.

My mother does not need to be named
in the expressing of my soul
because she’s always there
guiding my every step.

My mother never read to me.
My mother created poetry,
And presented it to me
so I could just open my eyes
and feel it deeper inside
In that secret little place
where any 2$ children book
could ever expect to look.

Sandmarks of a foreign time

It was the most beautiful and innocent thing I’ve ever seen.
As we arrived into the beach
She took her shoes off
And started running towards the sea
Like a little child
Who waited too long
for something fun.
I looked at her
From the distance I could feel her energy
Blossing, melting the sand beneath
I tried to do the same
Follow her lead,
sink my feet
But I was paralyzed
I couldn’t run
I coudn’t fight
She flied,
I shrank,
I’ve just realized
I was in love for the first time
In my whole human life.
That night
Her head against my chest
My heart
Started to shamefully cry
It was all too beautiful
And if one thing I’ve learnt
From the time my father left
Was that beauty never stays
It comes and goes with the morning shades.
That night I couldn’t even make love to her
It was all too good
We couldn’t fight
Even if we wanted it hard.
Her steps in the sand
Follow me every night
At 3am I am still yours
At 8am I am nothing but wrongs
Her enthusiasm took me to my childhood,
I wrote words about her never understood,
Poetry found me
And now you’re gone
But she won’t go,
Says there’s still art in me.
My dark side was too much
I used the last match,
It’s time for us
We payed our part.

Nevertheless,
I’ll always smile
Knowing that somewhere
In some foreign land
There’s still sandmarks
Made of the shape of her feet.

Polite Plea

Come and be human with me

eat nothing that means us both leaving the house

sit on the floor in strange places

and sleep in familiar beds

 

I will make art, not for, but about you

speak truths while you’re sleeping and wake you with hands

we will dive deeply into one another

and stay out of our own weary heads

 

We will argue in glorious fireworks

I will throw words, you will break my guitar

remind ourselves that it’s something worth burning

and be all the better for making up

 

Come and eat cereal late at night

in silence, undressed on the kitchen floor

be far too tired for tomorrow’s long stroll

in love, just enough for the waking up

 

come in your own time, and human be

 

yours politely,

lonely me

K. Henson

https://i2.wp.com/pictify.saatchigallery.com/files/works/keaton-henson-mhvh-1351036985_b.jpg

 

Seamos humanos

Quiero volver a escribir en castellano,
Quiero sentirme humano.
Quiero volver a escribir,
Quiero que veas la parte de ti
Que aún reside en mi.
Quiero volver a sentir
Las tulipas de tu jardín,
Quiero ver, sentir y ser
Aquél que calma tu sed.
Ese whisky barato
Que tanto extraño
Las noches que de mi lado
Tus brazos se desenredaron.
Cómo le digo ahora
A ella que no me añora,
Cómo le informo que mis versos
Se divierten a disfrazarse de sus besos.
Cómo extraño el sentimiento
De escribir borracho de conocimiento
Editar mis textos sin drogas a mi vera
Sólo vino tinto y la cálida figura de ella
Acostada sobre la cama blanca
Sin sentir ni dolor ni calma
Solo amor y dulces palabras
Que su alma inspiraban.
Quiero volver a escribir
Quiero poder describir,
Lo mucho que me hacés sentir
Malo, bueno, temeroso sin fin
La certeza se mezcla a la cerveza
Tu espuma ahoga mi tristeza.
Sus besos empapados de inocencia
La valentía de su torpe andar
Me desquicia la cabeza saber que no estás
Me ahogo entre las mareas de la paciencia,
Necesito algo más fuerte
Que las rimas de esta gente
Quizás quién te encuentre
Hallará mi alma aún en tu vientre.
Mientras espero por favor ignora
Que estos versos están hechos de humo,
Humo de mi hierba soñadora
Que a tu recuerdo yo disimulo.
Quiero volver a escribir en castellano,
Ven; seamos humanos.